Grooming, la amenaza disfrazada de confianza que engaña a los niños en internet

Internet hoy es más que una herramienta, es la puerta a una nueva forma de percibir y vivir la realidad. Las cosas suceden más rápido y de forma distinta en el mundo digital, en donde saber con certeza quién está al otro lado de la pantalla y establecer una relación confiable y segura no siempre es fácil. Así surge el grooming, una amenaza que está a una pantalla de distancia y que atenta contra niños y adolescentes mientras navegan en internet.

Internet proporciona grandes oportunidades para el aprendizaje y la diversión de los niños y adolescentes, pero es necesario reconocer los riesgos que existen en este amplio mundo digital, en especial para los más pequeños que aún no detectan las intenciones de quien les escribe del otro lado de la pantalla.

El grooming es uno de los riesgos que poco a poco se está dando a conocer, y por eso reunimos las preguntas frecuentes en torno a este tema, para que puedas saber con mayor profundidad de qué se trata y así tomes acciones para prevenirlo:


¿Qué es grooming, quién lo hace y quién lo sufre?

Es el interés de personas adultas, conocidas o desconocidas, por hacer contacto con niños y adolescentes con el objetivo de ganar su confianza y obtener información de ellos para luego manipularlos, estafarlos y obligarlos a hacer casi cualquier cosa. Generalmente dicho adulto oculta su verdadera identidad y se hace pasar por un menor para ganar la confianza de su víctima y solicitarle material íntimo.


¿Quiénes son las víctimas?

Las víctimas suelen ser menores de edad que han otorgado su confianza luego de ser engañados en conversaciones frecuentes con extraños, con quienes creen tener una relación cercana y que por ello no tienen nada que temer. De esta manera, los menores de edad terminan entregando su información personal como fotos o videos, en los que por lo general hay una alta exposición de su cuerpo.

De esta forma el agresor cumple su objetivo de obtener este material, ya sea para conseguir más información por medio de amenazas o para acordar un encuentro cara a cara con el menor. Esto lo consigue acosándolo y amenazándolo con mostrar el material a sus familiares o grupo social.


¿Cómo funciona el grooming?

De acuerdo con la guía práctica para adultos “grooming”, realizada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Presidencia de la Nación Argentina, en colaboración con Unicef (2014), el grooming funciona de dos maneras:

  1. Cuando existe un proceso de relacionamiento previo, el acosador busca generar confianza. En este caso la víctima entrega de forma voluntaria sus fotos y videos íntimos, todo mediante el engaño. En esta situación, para el agresor es fundamental ganar la confianza del menor para cumplir sus objetivos. Así es como se ganan la confianza de los menores:

    • El agresor cambia su identidad y se hace pasar por un menor de edad, haciendo uso de fotos o videos de otros niños, los cuales encuentra fácilmente en internet, para suplantar y ocultar quién es en verdad.
    • El agresor se basa en los gustos y preferencias de sus víctimas, los cuales conoce fácilmente revisando las publicaciones en redes sociales del menor. Así, genera una falsa sensación de familiaridad en sus víctimas, quienes al sentirse identificadas suelen entregar más rápidamente su información íntima.
    • Entre más tiempo pasa, más intensa y fortalecida es la agresión. Si bien la víctima puede ceder su información de forma rápida o en el transcurso de unos días, los agresores permanecen por mucho tiempo ejerciendo presión, y los menores de edad suelen olvidar que hay un desconocido al otro lado de la pantalla.
  2. En ocasiones no existe un proceso de relacionamiento previo para generar confianza. A veces el agresor logra acceder a los videos y fotos sexuales al haber robado las contraseñas o hackeado sus cuentas. Una vez obtiene el material, comienza la extorsión, exige a su víctima más fotos y videos o que acepte un encuentro. La diferencia es que en este caso la información es obtenida a la fuerza.

Grooming, la amenaza disfrazada de confianza que engaña a los niños en internet


¿Es el grooming un delito penalizado en Colombia?

Pese a que el término “grooming” es cada vez más popular en otros países, en Colombia aún no ha sido tipificado. En 2017 surgió un proyecto que buscaba modificar el código penal y tipificar el grooming, pero esta iniciativa no tuvo continuidad. Por lo tanto, en la actualidad no existen penalizaciones para quienes son acosadores por internet.

A esto se suma el hecho de que muchos niños y adolescentes hacen uso de internet en la ausencia de sus padres. En Colombia, según el estudio que realizamos con la Universidad Eafit, encontramos que solo el 45% de los menores de edad encuestados afirmó que sus padres los acompañaron mientras usaban internet, por ende, la ausencia de interés de los padres o cuidadores respecto a las actividades que los niños y adolescentes realizan en internet es una premisa que favorece a los agresores.


¿Cómo denunciar el grooming en Colombia?

A pesar de que las leyes aún no han evolucionado en estos términos, el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTic) proporciona a los ciudadanos herramientas virtuales que orientan hacia la protección de los menores de edad víctimas de estos ciberataques.

Con el fin de proteger a niños y adolescentes, en Colombia contamos con Te Protejo, una iniciativa que promueve las denuncias virtuales que manifiestan situaciones de riesgo para ellos cuando hacen uso de internet.

Para usarlo, simplemente ingresas a www.teprotejo.org y diligencias el formato en línea ubicado en el botón “Denuncie”. Sigue las instrucciones y guarda la información diligenciada. Es importante conservar todo el material que pruebe el proceso de grooming del que es o fue víctima el menor. Esta herramienta ha ayudado a bloquear más de 12.000 sitios web con contenido sexual infantil en el país.


¿Cómo afecta el grooming a niños y adolescentes?

Conocer las consecuencias del grooming también puede darnos una idea de cuándo los menores de edad están siendo víctimas. Procuremos permanecer al tanto, ya que el mayor obstáculo para combatir estos riesgos es que a menudo se dificulta la detección de su incidencia.

Según el estudio Seguridad y Riesgos: Ciberbullying, grooming y sexting, realizado por la Universidad Oberta de Catalunya, en 2017, las consecuencias que debe afrontar la víctima del grooming son:

  • Depresión infantil
  • Pérdida de la autoestima
  • Desconfianza
  • Cambios de humor
  • Bajo rendimiento académico
  • Aislamiento
  • Alteraciones del sueño y de la alimentación
  • Pensamientos y comportamientos suicidas
  • Heridas
  • Traumatismos o lesiones derivadas de los actos sexuales
  • Falta o mala relación de comunicación en la familia
  • Chantaje a la propia familia por parte del atacante
  • Modificación de su lenguaje corporal ante adultos
  • Miedo a salir de casa
  • Dolores de cabeza, náuseas, mareos, ataques de ansiedad, lesiones físicas sin justificación o diarreas frecuentes

Grooming, la amenaza disfrazada de confianza que engaña a los niños en internet


¿Cómo evitar ser víctima del grooming y proteger a los menores de edad?

  1. Ubica el computador en un lugar transitado de la casa, esto te permite como padre o cuidador observar las actividades que desarrollan los menores de edad. En nuestro estudio encontramos que solo el 33% de los niños y adolescentes hace uso de computadores que no se pueden llevar a su habitación y que comparten con otros miembros de la familia.

  2. Recuerda que los computadores no son el único dispositivo digital que ellos manejan. Ahora existen dispositivos móviles que permiten a los menores de edad conectarse desde cualquier lugar y en cualquier momento. Como muestra de ello, nuestro estudio mostró que el 75% de los niños y adolescentes encuestados manifestó conectarse principalmente desde su celular.

  3. Como padre o cuidador, es importante que acompañes a niños y adolescentes para desarrollar en ellos la habilidad de reconocer en todo momento que la persona con quien intercambian mensajes no necesariamente es quien dice ser, así aprenderán a ser precavidos incluso cuando no hay adultos presentes. De igual forma, fomenta en ellos la idea de que eviten conocer extraños a través de internet y, más importante aún, que procuren solo compartir texto y se abstengan de enviar otro tipo de formato de información, como fotos o videos. Encontramos que el 70% de los niños y adolescentes encuestados manifestó haber hablado con sus padres sobre lo que hace en internet, lo cual es determinante para protegerlos.

  4. Habla con ellos sobre el riesgo que representa aceptar encuentros reales con sus amigos virtuales. De acuerdo con nuestro estudio, en Colombia el 30% de los menores de edad encuestados ha conocido gente por internet y, de este grupo, el 17% manifestó haber tenido encuentro cara a cara con sus nuevos amigos virtuales.

    A pesar de ello, y por más alarmante que parezca, hacer contacto con desconocidos a través de internet no necesariamente es sinónimo de peligro. Sin embargo, tal como lo afirma Charo Sádaba:

    “Conocer a desconocidos no es malo, probablemente pensamos en la persona que hoy es nuestra mejor amiga o esposo o esposa, y no era conocido nuestro cuando le conocimos, por eso, conocer a desconocidos es el modo como desarrollamos las relaciones humanas, el problema es no tener la capacidad para juzgar el comportamiento del otro y luego la mediación de la pantalla que me permite mentir.”

  5. Conoce la información y las fotos que tus niños y adolescentes publican en sus redes sociales y chats. Según los hallazgos en nuestro estudio, los menores de edad entre más se sienten aconsejados sobre el uso de internet, menos contenido sexual comparten. No obstante, lo ideal es controlar el uso que hacen de la cámara web y la cámara del celular.

  6. Invítalos a bloquear y a denunciar a cualquier persona o situación que les genere incomodidad mientras navegan. Para ello, como padre o cuidador debes mostrarte abierto a prestar el apoyo necesario para prevenir y tratar estos casos. Si evades estos temas, lo único que lograrás es alejar al menor y exponerlo al peligro del grooming.

Muchos son los beneficios que proporciona el uso de internet, para nadie es un secreto que facilita el acceso a grandes campos de información que alimentan el desarrollo de los niños y adolescentes, pues su uso no es solo recreativo, sino también educativo. Por esta razón, más que acudir a métodos de prohibición como medidas de precaución frente a las amenazas que trae, lo ideal es proteger a los menores y educarlos sobre los riesgos que pueden surgir en el uso de internet.

Fuentes:

Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Presidencia de la Nación. (2014). Grooming, guía práctica para adultos [archivo PDF]. Recuperado de https://cdn.educ.ar/repositorio/Download/file?file_id=cafc985e-db00-4577-ba85-38e07adec12b

García, O. (2017). TFM-ad hoc. Seguridad y riesgos: ciberbullying, grooming y sexting [archivo PDF]. Universidad Autónoma de Barcelona, España. Recuperado de http://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/bitstream/10609/72526/6/ingjonathangarciaTFM0118memoria.pdf