Con el aumento de edad hay una mayor tendencia a conocer adultos por Internet, y hay mayor dificultad para superar y conversar sobre situaciones incómodas ocurridas a través de este medio.

Cuando se usa Internet en instituciones educativas, se reduce la frecuencia de envío de mensajes con contenido sexual.

Cuando hay un portátil en las habitaciones privadas aumenta la tendencia a visualizar imágenes o videos de personas desnudas.

A mayor uso del celular, más conversaciones tienen en Internet sobre prácticas sexuales.

A mayor frecuencia de uso de Internet para actividades educativas, los niños y jóvenes solicitan o envían menos videos o fotos con contenido sexual.

Entre más usan Internet para actividades educativas, menos envían fotos de sus órganos sexuales y se relacionan menos con personas que no conocen cara a cara.

Entre más sienten que han sido aconsejados sobre el uso de Internet, menos imágenes de contenido sexual comparten.