La importancia de la mediación entre pares

Te has preguntado, ¿quién es la persona que tus hijos consultan cuando se le presenta alguna situación de riesgo en el uso de Internet?

 

Podríamos pensar los padres, cuidadores o docentes son a quienes generalmente buscan los menores para recibir ayuda y acompañamiento en el uso de internet, sin embargo, la experiencia y los datos nos muestran que antes están sus compañeros de clase, del barrio o del grupo de amigos quienes, consciente o inconscientemente, toman el rol de mediadores. De acuerdo con cifras del estudio Riesgos y Potencialidades en el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) realizado por Tigo junto a la Universidad EAFIT, el 45% de niños, niñas y adolescentes encuestados buscan apoyo en sus pares cuando se les presenta alguna situación de riesgo u oportunidad en internet, por encima de los padres (40%). En otras palabras, a partir de cierta edad la confianza que se deposita en un igual a veces supera a la que se tiene en los familiares.

 

Para niños, niñas y adolescentes, formar parte de un grupo contribuye al correcto desarrollo social en las etapas de la vida, en vista de que enfrentan grandes cambios, y necesitan del apoyo y la aceptación. Es evidente que en la adolescencia el primer factor de unión en los grupos son los lazos de amistad que se presentan, lazos que se encuentran más centrados en las actividades en común que en la interacción misma y en la confianza recíproca, donde aspectos como la seguridad y la autopercepción toman importancia (Olivera, 2006).

 

La importancia de los pares en la educación

 

El término “par” no es nuevo, la palabra inglesa ‘peer’ surgió hace siglos para expresar pertenencia a un mismo grupo. Es más, en el modelo de “La enseñanza mutua” establecida por Joseph Lancaster a comienzos del siglo XIX en Londres, hallaron en los pares un método conveniente y eficaz de llegar a los jóvenes fuera del colegio, que consistía en que los profesores enseñaban a niños “monitores”, quienes transmitían a otros niños lo que habían aprendido.

 

Para los padres, madres, cuidadores y docentes es normal que los asalten dudas frente a la hipótesis y se pregunten cómo podría acompañar un niño o adolescente a otro de su misma edad. Una de las mediaciones más valiosas que Tigo identificó en su estudio, es la realizada por pares, considerando a los niños, niñas y adolescentes como agentes que pueden ayudarse entre sí a tener prácticas seguras, creativas y responsables cuando usan internet, reconociendo que son sujetos en formación capaces de identificar los riesgos, de practicar el autocuidado y de preocuparse por el bienestar de los demás. El 65% de los niños, niñas y adolescentes encuestados ha recibido ayuda de sus amigos cuando tiene dificultades para encontrar algo en Internet y el 69% navega desde casa de un amigo.

 

No debería preocuparnos la posible ayuda que los niños, niñas y adolescentes encuentran en sus pares, por el contrario, nos debe ocupar la idea de que las herramientas digitales de hoy facilitan su interconexión con el mundo, permitiendo generar relaciones sociales y una comunicación interpersonal constante y fluida. Por eso, debemos aprovechar estas circunstancias para ejercer una mediación proactiva, y hacer un acompañamiento cercano, positivo y propositivo. Nos daremos cuenta no solo de que los niños y adolescentes utilizan mejor las herramientas digitales, sino que también afianzarán la relación cotidiana con sus pares y tendrán los suficientes elementos para recibir o dar consejos.

 

(También te puede interesar leer Mediación proactiva)

 

Formando niños, niñas y adolescentes mediadores

Tanto padres, madres, cuidadores y docentes enfrentan retos cada vez mayores en cuanto al uso de internet por parte de niños, niñas y adolescentes en un contexto de amplia brecha digital. En cualquier caso, hay un consenso creciente en relación con la necesidad de formar a los menores con el fin de que sean capaces de afrontar los riesgos de internet por sí mismos y, del mismo modo, en que estrategias excesivamente restrictivas orientadas a limitar los riesgos pueden repercutir negativamente en el disfrute de oportunidades (Jiménez, Garmendia & Casado del Río. 2015).

 

Frente a esta problemática, padres, madres, cuidadores y agentes educativos aparecen como los principales responsables de la formación de los menores en esta materia. Sin embargo, el relativo desconocimiento que todavía tienen sobre internet y las limitaciones de las instituciones educativas en aspectos digitales nos lleva a seguir afianzando el rol que deben tener en la era de Internet a través de la reducción de la brecha digital. Continuemos con la tarea de plantear estrategias para que los menores desarrollen actitudes que permitan hacer un uso efectivo y autónomo de las tecnologías digitales en su vida cotidiana y no dejemos de reconocer la importancia que tienen los “pares” como agentes de mediación proactiva.

 

Finalmente, te invitamos a conocer seis acciones para impulsar o activar el rol que como padres, madres, cuidadores y docentes tenemos de ser mediadores proactivos. A través de estas recomendaciones se puede impulsar o ayudar a los pares a tener prácticas seguras, creativas y responsables cuando medien en el uso de Internet:

 

  1. Reconocer la importancia de la mediación entre pares.

Para impulsar la mediación entre pares es necesario reconocer su importancia, dado que, presenta la posibilidad de brindar herramientas que van a contribuir a la formación de la autonomía de los niños, niñas y adolescentes, recuerda que no siempre podrás estar con tu hijo o hija, por eso es necesario que formes un criterio que le permita identificar oportunidades y retos en su vida cotidiana.

  1. Ver la mediación entre pares como una forma de estar actualizado.

Una mediación proactiva requiere que estes actualizado, no basta que sepas las últimas noticias sobre tecnología o política, es importante que tengas información sobre los términos actuales que usan en las redes sociales, que aplicación están usando, etc, esa información se transmite entre pares, estar atento de ese nuevo conocimiento te permitirá aprender cómo se relacionan los niños, niñas y adolescentes en los entornos digitales.

  1. Garantizar la seguridad y privacidad.

Usa contraseñas seguras, combinando número, letras y caracteres especiales. Es útil definir quién puede ver lo que se publica en línea y no sentirse obligado a aceptar solicitudes de contacto de personas extrañas. Tú mismo no publiques información sensible, personal, ni de amigos sin su permiso.

  1. Compartir responsablemente.

No difundir rumores, ni historias o fotos que puedan hacer daño o avergonzar a alguien y comprobar la veracidad de la información antes de compartirla. Ser respetuoso y no dejarse llevar por el enfado, evitando publicaciones conflictivas, ¡el diálogo siempre es la mejor opción!

  1. Encontrar soluciones.

Si se conoce a alguien que esté teniendo experiencias problemáticas o dolorosas en línea presta la ayuda necesaria que esté a tu alcance. Es recomendable eliminar los perfiles o permanecer fuera de línea ante situaciones de ciberbullying mientras pasa el tiempo para recuperarse de la situación y encontrar ayuda. Si una situación en línea hace sentir incómodo a un menor o se realiza una acción no segura en internet, recurre a las líneas de atención y reporta y/o denuncia (Acá podrás encontrar recomendaciones de rutas de atención ante delitos en internet).

  1. Compartir conocimientos.

Comparte con otros padres, cuidadores y profesores las recomendaciones para garantizar la seguridad en línea. Así mismo habla del tema con tus hijos o menores a cargo, esta información será valiosa al momento de acompañar un posible uso problemático o dañino de internet de amigos o compañeros de clase. Te invitamos a promover el uso responsable y creativo de internet para acercar a diferentes generaciones ¡Internet es un espacio para todos!

 

Fuentes

OLVERA, Mario Pérez. (2006) Desarrollo de los adolescentes III Identidad y Relaciones Sociales. Recuperado de: http://www.biblioteca.cij.gob.mx/Archivos/Materiales_de_consulta/Drogas_de_Abuso/Articulos/Libros_Adolecencia.pdf

Museo Virtual de Historia de la Educación. https://www.um.es/muvhe/imagenes_categorias/2951_phpxYHZwB.html

E Jiménez Iglesias, M Garmendia Larrañaga, MÁ Casado del Río. (2015). Percepción de los y las menores de la mediación parental respecto a los riesgos en internet. Revista Latina de Comunicación Social, 70, pp. 49 a 68. Recuperado de: http://www.revistalatinacs.org/070/paper/1034-UP/04es.html

¿Cómo reportar o denunciar actos de violencia en los entornos digitales? Recuperado de: https://ciberconscientes.com/con-conocimiento/reporta-y-denuncia-violencia-en-linea/