Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

¿Quieres hacer un acuerdo en tu familia y no sabes cómo? Sabemos que poner en consenso a varias personas con posiciones diferentes es difícil. Te presentamos una sencilla guía que te ayudará a llevar esta tarea a cabo para que mejores la convivencia y los tiempos de calidad que comparten juntos.

Sabemos que las vacaciones son una época en la que los niños y adolescentes tienen mucho tiempo libre, y los padres se preocupan por las actividades que ellos van a realizar mientras se encuentran en el trabajo. Una de ellas es el tiempo que pasan en Internet. Para ahondar en el tema del uso que niños y adolescentes colombianos hacen de Internet, en Tigo realizamos un estudio con el apoyo de la Universidad EAFIT. Allí encontramos que el 43% de los niños y adolescentes encuestados ha intentado pasar menos tiempo navegando en Internet, pero no ha tenido éxito y el 41% considera que hace un uso excesivo de la red.

Pensando en todo esto, en Tigo queremos compartir con ustedes esta sencilla guía que permite hacer un acuerdo familiar desde el diálogo, evitando caer en la prohibición. En este acuerdo se puede tratar tanto el tema del uso de Internet, como otras actividades que realizan los miembros de la familia y puede ayudarles a mejorar la calidad del tiempo que comparten juntos, sin necesidad de que se generen altercados o malestares, además de motivar la participación de todos los miembros: padres, niños, adolescentes y adultos cuidadores.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia


1. Elige el tema sobre el que van a realizar el acuerdo

Para comenzar, pensemos qué queremos lograr con ese acuerdo, más allá de que nuestros hijos regulen un poco la tecnología… ¿Quieres más tiempo con ellos? ¿Quieres que disfruten más el tiempo libre? ¿Deseas que mejoren su rendimiento académico? Pueden haber muchas cosas que queramos lograr.


2. Elige un nombre inspirador para tu acuerdo

Después de que decidamos qué queremos lograr con nuestro acuerdo, debemos elegir un nombre que motive a cada uno de los participantes y construirlo entre todos. Podemos elegir, por ejemplo: Acuerdo para pasar más tiempo juntos, o Tiempo para compartir, o Acordando calidad de vida…


3. ¿De qué vamos a hablar en nuestro acuerdo?

A continuación, sugerimos algunas cuestiones que pueden ser de utilidad cuando establecemos acuerdos en familia. Puede que no todas apliquen para elaborar nuestro acuerdo, sin embargo, pueden servir para que las utilicemos como una base. Así entonces podemos acordar:

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

Tiempo de conexión: ¿cuántas horas nos conectaremos al día? Aquí podemos aclarar si haremos algunas excepciones en caso de que haya algún evento extraordinario, como una tarea especial o una emergencia en el trabajo. También si el tiempo será el mismo en semana y durante el fin de semana.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

Horario de conexión: ¿en qué momento del día podemos conectarnos? ¿hasta qué hora podemos estar conectados en la noche?

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

Días de la semana: ¿podemos conectarnos de lunes a domingo? Es importante tener en cuenta la edad de los niños y adolescentes para acordar cuántos días a la semana podrán estar conectados. También hace parte del acuerdo que les expliquemos las razones por las cuales nosotros necesitamos estar conectados todos los días, en el caso que aplique.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

Apps y contenidos: ¿qué aplicaciones podemos instalar? ¿qué páginas podemos visitar? En este punto podemos acordar que antes de instalar alguna aplicación, los menores nos consultarán para que exploremos juntos los usos y que revisemos que los fabricantes sean confiables. De igual manera, acordemos que cuando detecten algún contenido extraño en una página, siempre acudan a nosotros.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

Seguridad: en este punto acordemos que no vamos a realizar publicaciones que dejen en evidencia nuestra ubicación, el lugar en el que vivimos, la placa de nuestro vehículo, documentos de identificación y otra información que puede poner en riesgo nuestra seguridad.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

Privacidad: la conversación puede tornarse más larga en estos puntos, pues se trata además de explicarle a los menores por qué debemos proteger nuestra privacidad o qué es la intimidad. Aquí podemos acordar las configuraciones de privacidad de las cuentas, saber con quién compartimos contenidos, saber qué tipo de contenidos podemos compartir públicamente y cuáles sería mejor guardar para nosotros mismos, entre otros asuntos.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia

Lugar de navegación: ¿podemos navegar desde la habitación a puerta cerrada? ¿podemos conectarnos en el comedor mientras disfrutamos la cena? Aquí podemos establecer nuestros propios compromisos que permitan, además de disfrutar más tiempo de calidad en familia, dar ejemplo a los niños y adolescentes.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia


4. Prepara los materiales para elaborar el acuerdo

Todos somos diferentes y disfrutamos diversas maneras de construir. Hay personas que tienen muchas habilidades manuales y disfrutan explorándolas, y hay quienes prefieren trabajar en un computador. No importa cuáles sean tus habilidades, para elaborar este acuerdo proponemos hacerlo de manera especial para que logremos que se vea como algo diferente y atractivo, con la que llamemos la atención de todos los participantes. También, es importante que preparemos los materiales para el momento previo a la escritura del acuerdo y dejemos volar nuestra imaginación.


5. Propicia un espacio agradable para conversar

Sugerimos preparar un espacio de la casa en el que todos nos sintamos cómodos para tener esta conversación, en el que no se generen distracciones y en el que todos podamos escucharnos. La idea con el acuerdo es que todos participemos y expresemos nuestros puntos de vista. Por eso, desde el espacio físico podemos acomodarnos en un círculo para que todos nos veamos claramente. En cuanto a la intervención, podemos establecer un protocolo que permita que todos participen. Esto es muy importante para el éxito del acuerdo y que los menores no lo sientan como algo impuesto.

También te puede interesar: La importancia de los acuerdos


6. Escribe, relee y ajusta

Elige a una de las personas presentes para que tome nota de los aspectos que se conversan. Esto servirá de borrador porque seguramente surgirán muchas ideas que irán cambiando a lo largo de la conversación. Si disponemos de un tablero o de un espacio grande para escribir, usémoslo para enumerar las cuestiones que vamos a acordar y comenzar a apuntar las anotaciones de todos los participantes. En el momento en el que lleguemos a un consenso, y todos estemos de acuerdo con los puntos a acordar y los compromisos a asumir, podemos hacer la redacción final del acuerdo.

Te sugerimos seguir la siguiente estructura:

Nombre del acuerdo

Lugar y fecha

Nombre de los participantes

Propósito del acuerdo

Pequeño resumen que contextualice por qué se realizará este acuerdo

Compromisos y responsables

Anotaciones u observaciones

Firmas


7. Cuando esté listo, ¡todos firmamos!

Una vez finalizado el acuerdo, podemos leerlo en voz alta para revisar que hayan quedado expresados claramente los compromisos, y para darle el último toque. Todos firmamos el documento para darle seriedad y ratificar los compromisos acordados.


8. Elige un lugar visible para ponerlo

La idea es que este acuerdo sea para tenerlo presente y cumplirlo, no para dejarlo guardado. Debemos ponerlo en un lugar donde todos los podamos verlo. Así, cada vez que pasemos por ese lugar, será muy fácil revisar los compromisos y hacer una pequeña autoevaluación.

Del 1 al 10: guía para hacer un acuerdo en familia


9. Hazle seguimiento

Es importante que definamos la realización de seguimientos para ver cómo vamos, qué hemos cumplido y qué aspectos necesitamos cambiar o mejorar.


10. Comparte y sé parte del cambio

Cuéntale a tus amigos lo que estás haciendo en familia. Seguro se contagiarán de este espíritu. Sé parte del cambio ayudando a otros. Incluso para ti puede ser más fácil lograr la construcción del acuerdo si hablas con otras familias y comparten sus experiencias personales.

¿Qué tal te han parecido estos pasos? Anímate a construir en familia tu propio acuerdo familiar y a acompañar a tus hijos en el uso de Internet.